La Policía francesa ha matado a tiros al sospechoso de asesinar a un hombre, cuyo cadáver decapitado fue encontrado este viernes cerca de un colegio en la comuna Conflans-Sainte-Honorine, ubicada en los suburbios noroccidentales de París.

La víctima decapitada fue identificada como un profesor de historia, Samuel P., y el presunto autor fue el padre de un alumno, informó Le Parisien. Según el medio, poco antes del ataque, el profesor habría dado una lección sobre la libertad de expresión en la que supuestamente mostró caricaturas del profeta Mahoma, lo que los musulmanes devotos consideran como una grave blasfemia.

Los hechos ocurrieron sobre las 17:00, cuando los agentes franceses estaban tratando de detener a un individuo que llevaba un cuchillo de cocina y se comportaba de manera agresiva. El hombre no respondió a las solicitudes de bajar el arma y recibió varios disparos que causaron su muerte. Junto al agresor, los oficiales hallaron el cuerpo de un hombre decapitado.

Se precisa que el atacante era de nacionalidad argelina, nacido en 1972. Los desminadores se desplazaron a la escena para verificar si el agresor tiene consigo artefactos explosivos. Varios medios reportaron que en el momento de agredir a su víctima, el atacante gritó «Allah Akbar» (Dios es grande, en árabe).

La Fiscalía Nacional Antiterrorista ha abierto una investigación contra el hombre abatido bajo los artículos de «asesinato relacionado con una empresa terrorista» y «asociación criminal terrorista».

Tras lo sucedido, el ministro del Interior del país, Gérald Darmanin, decidió concluir antes de tiempo su visita a Marruecos y regresar de inmediato a París.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here