La crisis política que vive Estados Unidos en los últimos días del mandato del presidente Donald Trump ya no es una cuestión bipartidista sino que sembró la discordia incluso dentro de los republicanos y del gobierno mismo.

Tras varias renuncias sucedidas horas después del asalto al Congreso de la semana pasada, cuando fanáticos del mandatario irrumpieron de forma violenta en el recinto para impedir la confirmación del demócrata Joe Biden como futuro líder del país, ayer un suceso ocurrido en una web oficial despertó dudas sobre más internas.

El sitio del Departamento de Estado de EE. UU. anunció prematuramente por error que el presidente había dejado el cargo.

«El mandato de Donald J. Trump terminó 2021/01/11 19:49:00», decía la página de la biografía oficial del exmagnate antes de ser eliminada.

Luego, al viralizarse la noticia, los usuarios que querían ingresar y ver el mensaje se encontraban con un comunicado que indicaba que se había producido un error técnico.

La página del vicepresidente mostraba un texto similar: «El mandato de Michael R. Pence terminó el 2021-01-11 19:45:15″.

El Departamento de Estado no respondió de inmediato a consultas sobre si el incidente fue el resultado de un hackeo o una falla, en medio del reclamo de varios legisladores que piden que Trump renuncie, que su gabinete lo destituya o que sea sometido a un juicio político por haber estimulado a los manifestantes a la violencia.

Pero horas después, según una fuente contactada por la cadena CNN, las autoridades apuntaban a una investigación que sugiere que los cambios parecen haber sido hechos por un miembro del personal.

El mensaje sobre la prematura salida de Trump de la Casa Blanca apareció el mismo día en que los demócratas presentaron cargos para iniciar el juicio político en su contra al acusarlo de incitar a la insurrección por el ataque al Capitolio de la semana pasada.

La Cámara de Representantes, controlada por los demócratas, podría votar la aprobación del impeachment mañana, según declaró ante periodistas el líder de la mayoría de la Cámara, Steny Hoyer. Esto confirmaría a Trump como el único presidente de Estados Unidos en ser impugnado dos veces, tras el proceso de enero de 2020 que lo acusaba de corrupción por haber incitado a su par de Ucrania a ayudarlo en la búsqueda de información para perjudicar a su por entonces rival en las futuras elecciones, Biden.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here