Tedros Adhanom Ghebreyesus dijo a los periodistas el lunes en una conferencia de prensa en Ginebra, que el aumento en los casos está empujando a los trabajadores de la salud al punto de ruptura.

Tedros regresó a la sede de la OMS el lunes por primera vez después de someterse a una cuarentena durante dos semanas como una precaución tras estar en contacto con una persona que dio positivo en una prueba del COVID-19.

También saludó las “noticias alentadoras” sobre vacunas para el COVID-19, pero advirtió que la gente no debe ser complaciente, tras el anuncio el lunes de la empresa farmacéutica estadounidense Moderna. La empresa dijo que su vacuna experimental ha demostrado tener una efectividad del 94,5% contra la infección, basado en resultados preliminares de su tercer y final prueba clínica.

El jefe científico de la OMS, Soumya Swaminathan, dijo el lunes que espera que las dosis de vacunas para el COVID-19 sean “muy limitadas” en la primera mitad del 2021 para su distribución mundial por parte de la agencia.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here