Una semana después de que el inspector general del Departamento de Seguridad Nacional de Estados Unidos destacara el grave hacinamiento y las detenciones prolongadas en las instalaciones en el estado fronterizo de Texas, un nuevo informe llama la atención sobre las denuncias de niños migrantes detenidos que están siendo maltratados en las instalaciones en Arizona.

NBC News indicó el martes que obtuvo informes de casi 30 niños cuyas historias fueron documentadas por los administradores de casos del Departamento de Salud y Servicios Humanos, incluidas las quejas de niños que temían que los oficiales se enojaran si pedían cosas como ropa interior limpia.

El informe citó el caso de un niño que dijo que después de que los niños se quejaron del sabor de la comida y el agua que recibieron, los agentes de Aduanas y Protección Fronteriza tomaron represalias al quitarles las alfombras de las celdas y los obligaron a dormir en el piso de concreto.

Otros casos incluyeron a niños que solo recibieron una manta y que se les hizo dormir afuera, e informes de que se les negó la oportunidad de hacer llamadas telefónicas o tomar una ducha.

La cadena NBC también dijo que todos los niños en las cuentas documentadas por los administradores de casos fueron retenidos en las instalaciones más tiempo del permitido legalmente.

El informe citó a un portavoz de CBP diciendo que las acusaciones «no se alinean con la práctica común en nuestras instalaciones y serán investigadas a fondo».

La semana pasada, el inspector general del DHS emitió su propio informe diciendo que el departamento debe abordar tanto el hacinamiento peligroso como la detención prolongada de adultos y niños en sus instalaciones en Texas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here