La joven salió de Guatemala en búsqueda del “sueño americano”, logró ingresar a Estados Unidos, pero murió en Texas en condiciones que todavía no se han establecido.

Una verdadera tragedia vive una familia guatemalteca luego de enterarse que una de sus integrantes, Marta Ana Raymundo Corio, de 22 años, murió en su intento de cumplir el sueño americano.

Marta Ana, salió de Guatemala con un grupo de traficantes de personas, denominados coyotes, y el pasado viernes tenía que cruzar la frontera entre México y Estados unidos, contó su padre Francisco Raymundo al canal Univisión.

El padre de la joven, quien vive en Estados Unidos, contó que ella se comunicó con él, le dijo que iban a cruzar la frontera en la madrugada y que la habían vestido de camuflaje. También que los coyotes le habían pedido que se deshiciera de su teléfono celular.

Raymundo agregó que previo a salir hacia la frontera, su hija le mandó un mensaje de voz.

Logró cruzar la frontera

Uno de los hijos de Francisco Raymundo que vive en Guatemala, lo llamó para contarle uno de los coyotes le había informado que Marta Ana había cruzado la frontera y que ya en Estados Unidos la habían recogido junto a otras personas que iban en ese grupo de migrantes indocumentados.

Según el coyote, los migrantes fueron subidos a un vehículo y luego de varias horas de camino llegaron a una bodega ubicada en Texas.

Raymundo añadió que luego lo llamaron nuevamente para decirle que su hija se había desmayado y él creyó en un inicio que era debido al cansancio por el viaje, pero luego los coyotes les informaron que había muerto y que iban a dejar su cuerpo abandonado en una carretera de Odessa, Texas.

Le mandaron la ubicación

Según el reporte de Univisión, Raymundo logró contactar a uno de los coyotes y le pidió que le dijera en dónde iban a dejar el cuerpo de su hija y este le envió un mensaje a su teléfono celular en el cual iba la ubicación de la zona en donde estaba el cadáver, que finalmente sí fue localizado en esa área.

Posiblemente se asfixió

La familia de Marta Ana cree que lo que ocurrió con ella fue que los coyotes sobrecargaron el vehículo donde trasladaban a los migrantes y debido a eso su hija se asfixió, debido a que el viaje hasta la bodega fue muy largo.

El Ministerio de Relaciones Exteriores emitió un comunicado al respecto, e indicó que la Red Consular de Guatemala en los Estados Unidos trabaja para apoyar a la familia de Raymundo Corio.

Añadió que el personal de Protección del Consulado de Guatemala en Del Río Texas al recibir la información de lo ocurrido procedió a coordinar con la Unidad de Enlace de la Patrulla Fronteriza, Sector Big Bend, para compartir información recolectada y las coordenadas proporcionadas por familiares sobre el lugar donde posiblemente se encontraba el cuerpo.

Indicó que el Consulado de Guatemala en Mcallen procedió a hacer contacto con autoridades correspondientes y familiares de la víctima para obtener los registros de huellas y cualquier otro requerimiento que ayude a la identificación, con el objetivo de confirmar la identidad de la víctima.

Además, pidió a los guatemaltecos no dejarse sorprender por mensajes “equivocados” que promueven la migración irregular, pues aseguró que las políticas migratorias de los Estados Unidos no han variado. “Las personas que intentan realizar este peligroso viaje, se exponen a expulsiones inmediatas, además arriesgan su patrimonio, su salud y su vida por los riesgos que encuentran en el trayecto, especialmente para los más vulnerables, niños, niñas, adolescentes y mujeres”.

*Con información de Prensa Libre

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí