En un allanamiento realizado por agentes de la Policía Nacional Civil y el Ministerio Público en un taller mecánico de La Esperanza, Quetzaltenango, se reportó el secuestro de una ambulancia de la Bomberos Voluntarios de Sololá.

Según indicaron los investigadores, la diligencia se realizó en seguimiento a una denuncia donde indicaban que hace aproximadamente cuatro años llevaron el vehículo para reparaciones, pero nunca se lo entregaron.

Durante ese tiempo las personas encargadas del taller se negaban a entregar la unidad bomberil y le quitaron varias piezas.

El Ministerio Público clausuró el negocio y se seguirá la investigación con la finalidad que los responsables paguen los daños ocasionados a la ambulancia.

Esta unidad estaba al servicio de la población y debido a que no la tenían se les dificultó la atención de los pacientes.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí