El Consulado General de Guatemala en Monterrey, Nuevo León, asiste a una pareja de migrantes cuyo hijo de 1 año falleció en un hospital de esa ciudad mexicana.

Los padres, una guatemalteca de 18 años y un hondureño de 27, solicitaron auxilio el pasado 7 de septiembre para que su hijo que presentaba quebrantos de salud, siendo trasladado al Patronato Cruz Verde, en Monterrey; sin embargo, el personal médico constató que había perdido la vida.

El bebé pudo haber fallecido debido a un problema de asfixia, ya que junto a sus padres se encontraba en una casa con más de 300 migrantes de diferentes nacionalidades, quienes viajaban de manera irregular, guiados por un traficante de personas rumbo a la frontera de México con Estados Unidos.

La Misión Consular estableció comunicación con los familiares en Guatemala de los padres del niño, y brinda asistencia a los progenitores para apoyarlos con el proceso de protección y documentación con el objetivo de repatriar el cuerpo del menor a Guatemala, así como la coordinación del retorno de la madre.

Artículo anterior49 guatemaltecos fueron interceptados en Laredo, EE. UU.
Artículo siguientePrimera División permitirá aficionados bajo ciertas condiciones

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí