Después de aproximadamente 20 años que no anidaba una tortuga marina baule en la playa guatemalteca, en noviembre pasado en la playa de Tilapa, una baule anidó y el nido de 60 huevos fueron sembrados de los cuales eclosionaron 25, lo que tardó aproximadamente 70 días para la eclosión.

Posteriormente se dio otro anidamiento a mediados de diciembre del cual aún se espera la eclosión, de este nido se recolectaron 78 huevos que fueron sembrados en el tortugario.

Durante los periodos reproductivos el apareamiento puede suceder durante la migración de los sitios de alimentación hacia las áreas de anidación y en las zonas frente a las playas de desove.

Estas son las primeras 25 tortugas en nacer y ser liberadas por el Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap) en la Zona de Protección Especial Manchón-Guamuchal, ubicada en Retalhuleu y San Marcos.

Este hecho es importante en la conservación de nuestra biodiversidad, que demuestra que la labor que el CONAP realiza es indispensable para los ecosistemas y conservación de nuestra flora y fauna.

Existen mecanismos de protección y control para establecer el uso sostenible de las especies en Unidades de Conservación, entre ellos:

  • La cuota de Conservación, para esta especie no aplica, únicamente para la Parlama (Lepidochelys olivacea)
  • Los Tortugarios son Unidades de Conservación, los que deben ser legalmente autorizados por el CONAP.
  • El CONAP promueve la aplicación de la Estrategia Nacional de Manejo y Conservación de Tortugas Marinas.

El tortugario guatemalteco, no es solo un vivero para la incubación de los huevos de tortuga marina, también es una institución comunitaria a través de la que se desarrollan otros proyectos conservacionistas, educativos, eco turísticos y comunitarios.

Los administradores de tortugarios llevan a cabo actividades educativas en escuelas locales, reciben grupos de estudiantes, y desarrollan proyectos comunitarios juntamente con los residentes locales.

Conoce más sobre estas tortugas:

La tortuga baule se caracteriza por ser la única especie que no tiene caparazón duro sino de una piel gruesa, dando origen a su nombre en ingles, leatherback. La huella del baule es inconfundible, ya que es de 150-230 cm de ancho! También se caracteriza con la peculiaridad de poner cierta cantidad de huevos más pequeños e infértiles (huevos hueros) junto con huevos normales.

Mira aquí las imágenes:

.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí