Covid

Autoridades del San Juan de Dios advierten que situación se complicará más por aumento de contagios de covid-19.

El Hospital San Juan de Dios informó que ante saturación de hospitales y espacios para covid-19, han comenzado a enviar a pacientes dependientes de oxígeno a sus casas.

Además se empiezan a tener problemas con abastecimiento en insumos para atender a personas con coronavirus.

El director del hospital, Gerardo Hernández, informó que en los últimos cuatro días han mantenido ocupación con 45 pacientes covid-19, de estos seis ventilados y 22 pacientes graves.

Indicó que los retos son grandes, ya que esta tercera ola los tiene preocupados y “estamos esperando las consecuencias de la Semana Santa”.

Dijo que no hay espacio físico, sumado a que el personal está cansado después de más de una año de atender la pandemia y estar “en guerra con este virus”.

Añadió que las nuevas cepas son más agresivas y han tenido pacientes que en menos tiempo pasan a estado severo.

Explicó que el abastecimiento ha estado con complicación para adquirirlo, como el equipo de protección porque no les están ofertando, están desierto los eventos o salen sobrevalorados.

Señaló que estamos como en la primera ola, pero en las calles el ambiente es normal y la gente no quiere evidenciar lo que está sucediendo.

Recordó que en la primera ola el Hospital San Juan de Dios habilitó más de cien camas, porque las áreas no covid-19 tenían por debajo del 40% de ocupación.

Actualmente la emergencia para otras patologías ha ido abarcando el espacio para el área covid-19, porque ya tienen el 150% o 170% de ocupación para atender otras enfermedades.

Actualmente tienen 65 camas; además, tienen espacios en área de maternidad, pediatría e intensivo y en el área del primer piso tienen a pacientes moderados.

Resaltó que no tienen espacio para más, porque el hospital está saturado en atención en emergencia no covid-19.

Aclaró que no son un hospital para atender coronavirus, pero prestan el servicio por el compromiso que tienen con la población.

Ante la saturación se han visto en la necesidad de enviar a pacientes a su casa y les han explicado que no hay espacio, por lo que retornan a sus viviendas y alquilar el oxígeno.

El director añadió que no hay espacio para paciente graves y además tratan de ver en otros hospitales si hay espacio, aunque los intensivos de los hospitales están llenos.

Aclaró que en algunas ocasiones han enviado a pacientes a tratamiento a su casa, pero si prevén que la persona puede tener complicación en cualquier momento, no la envían a su vivienda, a pesar de que no hay espacio.

El San Juan de Dios no provee oxígeno domiciliario, por lo que el paciente debe adquirirlo, pero al final la decisión la toma el enfermo si regresa a casa para el tratamiento.

Resaltó que la tercera ola comenzó antes de la Semana Santa y falta ver el efecto de Semana Santa en el tema de contagios.

“La lógica nos indica que esto se va a complicar, esto se va a salir de proporción en el sentido que no vamos a poder darle total atención a los pacientes”, manifestó.

Actualmente tienen solo 20 camas disponibles para pacientes moderados.

Zulma Calderón, defensora de salud de la Procuraduría de los Derechos Humanos, indicó que evalúan la situación que enfrenta el país ante el aumento de casos, pero es importante señalar que hospitales grandes y de referencia como el San Juan de Dios tienen capacidad limitada con 30 camas, cuando en un momento importante de la pandemia tenían hasta 200.

Esto ha derivado el referir pacientes a hospitales temporales, aunque estos no tienen capacidad resolutiva para atender casos demasiados complejos, según Calderón.

Afirmó que han recibido denuncias de pacientes que no han sido atendidos por ser categorizados como leves y han sido remitidos a su casa.

Dijo que el no dar seguimiento a los pacientes en casa, hace que la salud de estos se complique y origine decesos.

Señaló que es urgente que Salud agilice la adquisición de la vacunas y el acceso sea universal, como cumplir la meta de vacunar a 11 millones de guatemaltecos. También recomendó fortalecer los hospitales temporales.

Salud explica proceso

Al ser consultado Francisco Coma, viceministro de Hospitales, respecto de la falta de espacio en hospitales para atender el covid-19, el funcionario indicó que se ha agilizado el egreso de los pacientes que están pasando a ser leves.

El objetivo es tener capacidad de manejo de cama más rápido, pero no es que se esté mandando a la gente a su casa en condiciones que no puedan irse, sino los envían a otro hospital si necesitaran tratamiento.

Resaltó que los pacientes salen en menor tiempo de los hospitales, son los que pueden continuar su tratamiento en casa.

Dijo que hasta el sábado 10 de abril tenían más 2 mil 450 camas y unas 450 para pacientes severos. También pidieron a los hospitales cerrar áreas que tenían habilitadas para otras patologías, esto para implementar más camas para pacientes con covid-19.

Coma añadió que hay personas en los hospitales que hacen dobles turnos, ya que trabajaban en sus áreas de atención normal y en atención covid-19.

Agregó que muchos hospitales lo que están haciendo es pedirle al personal que doble turno para atender a personas con coronavirus.

El funcionario resaltó que el reto es hacer frente a la pandemia con capacidad adecuada y para ellos se ha cado capacitación al personal.

Hay casos de gente que ha estado enferma y se sabe hasta que están graves.

El costo de tratamiento por paciente en estado crítico es de entre Q35 mil y Q50 mil diarios.

*Con información de Prensa Libre

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí