Sputnik V

Agentes de inteligencia británicos creen que espías rusos robaron la fórmula de la vacuna contra el coronavirus de Oxford/AstraZeneca y la usaron para desarrollar el fármaco Sputnik V, la primera en ser aplicada en el mundo para tratar la pandemia de COVID-19.

De acuerdo con The Sun, los servicios de seguridad del Reino Unido les han dicho a los ministros que ahora tienen pruebas sólidas de que un agente extranjero robó información vital de la compañía farmacéutica Oxford/AstraZeneca, incluido el plano de la vacuna.

Consultado sobre el tema, el ministro del Interior, Damian Hinds, se negó el lunes a confirmar los informes, pero admitió que los ataques cibernéticos se estaban volviendo más sofisticados.

“Hay estados extranjeros que constantemente quieren poner sus manos en información sensible, incluyendo secretos comerciales y científicos y propiedad intelectual”, sostuvo.

“No voy a comentar sobre el caso específico que mencionas porque no sería correcto hacerlo en detalle, pero sería justo decir, correcto decir, que enfrentamos amenazas de este tipo que son diferentes, son más sofisticados, son más extensos que nunca. El rostro del espionaje, el rostro del espionaje, es muy diferente de cuando tú y yo estábamos creciendo y necesitamos mejorar constantemente nuestra capacidad. Estos son asuntos muy serios”, agregó.

Sin embargo, la revelación de The Sun no se refiere a un hackeo, sino al robo físico de la fórmula de la vacuna.

Las pruebas

El año pasado, el ahora difunto ministro de seguridad James Brokenshire dijo que Gran Bretaña estaba “más del 95 por ciento seguro” de que los piratas informáticos rusos patrocinados por el Estado habían apuntado al Reino Unido, Estados Unidos y Canadá en ataques contra compañías farmacéuticas.

El portavoz del Kremlin, Dmitry Peskov, respondió en ese momento: “Los británicos dicen que están casi seguros, o un 95 por ciento seguros en lo que dicen. ¿Por qué no 96 por ciento? ¿O 94 por ciento? Parece que sus servicios de seguridad tienen métodos de cálculo muy peculiares”.

El diputado conservador Bob Seely, un experto en asuntos rusos, dijo a The Sun que Gran Bretaña necesitaba “tomarse en serio el espionaje ruso y chino”.

“Ya sea que se trate de robar el diseño de AstraZeneca o de chantajearnos con la energía por parte de estos regímenes autoritarios y totalitarios, tenemos que ser astutos con ellos”, añadió.

Cabe precisar que Sputnik V utiliza una tecnología de vector viral no replicativo, la misma que la fórmula de AstraZeneca: un virus latente (sin el gen responsable de su reproducción) para transportar el agente inmunitario. Otras tecnologías son de ARN mensajero, virus inactivado o subunidades proteicas.

Artículo anteriorKun Agüero y Dembélé vuelven a los entrenamientos con el Barcelona
Artículo siguienteEste fue el grito discriminatorio que sonó en el estadio Azteca

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí