nueva york covid 19

Más de 600 mil personas murieron de Covid-19 en Estados Unidos, según cifras de la Universidad Johns Hopkins, un recordatorio de que cientos de estadounidenses siguen muriendo a diario por la pandemia pese a la campaña de vacunación.

Este «triste hito», como lo calificó el presidente Joe Biden, se produce mientras el país trata de volver a la normalidad.

Estados Unidos es, de lejos, el país con el mayor número de muertos por coronavirus.

«Todavía se están perdiendo demasiadas vidas», dijo Biden, una «verdadera tragedia». «Mi pensamiento está con todos aquellos que han perdido a un ser querido», expresó desde Bruselas, donde estaba para la cumbre de la OTAN.

«Todavía tenemos trabajo por hacer para derrotar a este virus. Ahora no es el momento de bajar la guardia», agregó, y pidió a los estadounidenses que se vacunen «lo antes posible».

Las autoridades impulsan la campaña de inmunización desde la autorización de las primeras vacunas en diciembre, y alcanzó su punto máximo en abril, con más de cuatro millones de inyecciones por día.

El estado de Nueva York levantó las últimas restricciones impuestas debido a la pandemia de coronavirus después que más del 70% de los adultos recibieran al menos una dosis de la vacuna, anunció el gobernador Andrew Cuomo.

«Alcanzamos el 70% de vacunación. Es el objetivo nacional, y lo alcanzamos antes de tiempo. Esto significa que podemos regresar a la vida tal como la conocíamos», declaró Cuomo en conferencia de prensa, más de un año después de que Nueva York fuera epicentro nacional de la pandemia en abril y mayo de 2020.

*Con información de DW

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí