El canciller mexicano Marcelo Ebrard dijo que las medidas se han estado tomando desde hace un mes y medio.

El gobierno de México informó el martes que como parte del plan para contener la migración de países de Centroamérica hacia Estados Unidos se han desplegado a 12 mil elementos en su frontera con Guatemala, que incluyen funcionarios federales y locales, y agentes de seguridad y migración.

El canciller Marcelo Ebrard precisó la cifra después de que la portavoz de la Casa Blanca dio a conocer que Estados Unidos llegó a un acuerdo con México, Guatemala y Honduras para la protección de las fronteras y en el caso del gobierno mexicano existe el compromiso de mantener a 10 mil soldados en su frontera sur.

“En total, estimo que hay 12 mil personas de muy diferentes dependencias focalizadas, porque es la instrucción que nos dio el presidente, pero no de ayer, esto ya tiene más de mes y medio”, dijo Ebrard.

Agregó que se pondrá especial atención al caso de los niños migrantes no acompañados, que se ha convertido en una preocupación y un foco rojo para México, sobre todo ante el crecimiento exponencial en los meses de febrero y marzo de niños provenientes de Guatemala y Honduras.

Este fue uno de los temas abordados con autoridades estadounidenses.

“Y la otra cosa que convenimos es tenemos que ir por estos traficantes, porque eso es algo que no se había presentado en toda la historia, nunca habíamos visto un tráfico de menores de este tamaño”.

El presidente Andrés Manuel López Obrador dijo que su gobierno ha tomado la decisión de proteger a los menores.

“Se va a preparar todo lo que es la atención a los niños, pero vamos a cuidarlos y a impedir que transiten y que sean utilizados para ingresar los adultos a Estados Unidos. Es grave”, expresó el presidente.

Un despacho de la agencia Reuters este miércoles dice que una ley que entró en vigor en México en enero podría estar contribuyendo al incremento de niños sin acompañantes que tratan de llegar a la frontera de Estados Unidos.

Según la nota, la ley prohíbe la detención de menores en centros de inmigración y les ofrece un estatus legal temporal que impide su deportación.

La ley, promulgada en noviembre, formó parte de los esfuerzos de México para mitigar el impacto humanitario de la migración y proteger a los niños de los traficantes de personas, añade el reporte.

*Con información de VOA

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí