El presidente mexicano, Andrés Manuel López Obrador, dijo el lunes que el jueves se reunirá con el presidente de El Salvador, Nayib Bukele, en la ciudad de Tapachula, con quien revisará programas de desarrollo regional.

El encuentro ocurrirá luego de que el gobierno de López Obrador sostiene reuniones con autoridades estadounidenses y centroamericanas sobre un nuevo plan acordado con Washington para contener el flujo ilegal de migrantes.

La última vez que ambos líderes se reunieron fue en marzo en la ciudad de México, antes de que Bukele asumiera la presidencia el primero de junio.

El anuncio del encuentro se produce en momentos en que México no está escatimando esfuerzos para controlar el flujo irregular de migrantes. El gobierno mexicano advirtió el lunes que no tolerará la trata de personas en su campaña para frenar a los migrantes que cruzan por su territorio en camino a Estados Unidos y dio nuevos detalles sobre el «rescate» que hizo el fin de semana de unos 800 migrantes ocultos y atiborrados en semirremolques.

El secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, dijo que más de 150 de esos migrantes eran niños y que se trató de un rescate porque la gente iba en sitios donde pudo morir asfixiada.

Ebrard afirmó que cada uno de los migrantes pagó alrededor de 3.500 dólares en sus países de origen para ser introducidos de contrabando en Estados Unidos. Aseguró que algunos que pagaron 5.000 dólares lo hicieron bajo la promesa de que si el primer intento fallaba, tenían derecho a un segundo.

Precisó que esos pagos se hicieron en sus países de origen o en Estados Unidos, pero a medida que pasaban por México también se les pidió pagar «comisiones» para asegurar su libre tránsito.

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí