21.7 C
Guatemala City
domingo, mayo 22, 2022

Esta es la responsabilidad de los cardenales en los abusos sexuales

Un informe saldrá a la luz sobre abusos sexuales en la Iglesia que cuestiona el encubrimiento y la responsabilidad del excardenal Razinger.

Noticias relacionadas

¿Qué se podrá leer sobre Joseph Ratzinger? ¿Cómo juzgará el nuevo informe al Papa emérito, antiguo cardenal de Múnich y Freising (1977-1982)?

Este jueves 20 de enero la revisión de los abusos sexuales en la Iglesia Católica en Alemania alcanza una nueva dimensión.

Un bufete de abogados de Múnich presentará un informe elaborado sobre el «Abuso sexual de menores y adultos bajo tutela» en la archidiócesis de Múnich-Freising de 1945 a 2019.

Responsabilidad de tres cardenales

Múnich es una diócesis muy importante en Alemania, también económicamente. Del periodo investigado, aún viven tres personas: el Papa emérito, que dirigió dicha archidiócesis de 1977 a 1982, el cardenal Friedrich Wetter (93), que estuvo al frente de ella entre 1982 y 2008 y el cardenal Reinhard Marx (68), desde 2014 hasta 2020.

Todo comenzó a principios de 2011, cuando tres antiguos alumnos del Colegio Canisius de Berlín, un centro jesuita, denunciaron abusos sexuales a gran escala y en el contexto eclesiástico.

Los crímenes cometidos por personas de la Iglesia y el gran número de víctimas solo se conocían entonces en países como Irlanda y EE. UU. Desde 2011, los obispos alemanes intentar lidiar con el problema pero, al mismo tiempo, no dejan el control de los archivos y la revisión de los casos al Estado.

Tras la pista de los perpetradores a través de archivos personales

De 2014 a 2018, expertos de varias instituciones examinaron archivos personales de diócesis alemanas desde 1946 hasta 2014. Sin embargo, no pudieron acceder a todos, o algunos documentos estaban incompletos.

Al final, los expertos declararon que el 4,4 por ciento de todos los sacerdotes cuyos archivos fueron revisados eran presuntos abusadores. Es decir, más de uno de cada 23 clérigos abusó de un total de al menos 3.677 personas. Hay 1.670 sacerdotes y religiosos considerados perpetradores.

Desde entonces, dos tercios de las 27 diócesis alemanas han iniciado nuevas investigaciones, algunas de las cuales ya han sido publicadas. De hecho, siempre se descubren nuevos casos de abuso sexual.

A veces, incluso se hacen públicos casos que no están prescritos por el derecho penal alemán. De ellos se ocupa la Justicia. En ocasiones, periodistas han revelado, junto con las víctimas, casos graves.

Colonia, gran desconfianza hacia Rainer Maria Woeki

El arzobispado de Colonia también estuvo en la mira de la opinión pública, lo que originó una crisis de desconfianza hacia el actual cardenal, Rainer Maria Woeki.

En la actualidad hay un proceso judicial contra el secerdote U., de 70 años, que abusó sexualmente de niños sin que nadie lo detuviera durante mucho tiempo.

Altos funcionarios de la diócesis y un arzobispo en activo tuvieron que comparecer como testigos ante un tribunal esta semana. Una vez más, se trata de responsabilidad, tal vez incluso de culpa.

El clérigo y abusador sexual de la investigación en Múnich se llama sacerdote H. Esta abreviatura corresponde a un clérigo del obispado de Essen. Allí querían deshacerse de él por haber abusado de monaguillos.

En 1980, en tiempos del Joseph Ratzinger, se pidió a la archidiócesis de Múnich-Freising que acogiera al pédofilo sacerdote Peter H. Este debería realizar una terapia sicológica.

El pedófilo se mudó a Baviera, pero pronto se involucró allí en el trabajo pastoral y abusó de niños nuevamente. En 1986, un tribunal estatal lo condenó.

A partir de 1987, la archidiócesis lo trasladó a otro lugar, donde otra vez abusó sexualmente de menores, y los hechos no se hicieron públicos hasta 2020. Peter H. ahora vive en su diócesis natal de Essen. En total, se cree que abusó sexualmente de al menos 28 menores.

«Estación de desplazados» para sacerdotes perpetradores

El ejemplo de H. también arroja luz sobre la manera en que algunos obispos alemanes trataron a los sacerdotes abusadores en las últimas décadas. O fueron desplazados a otros lugares dentro de su diócesis o simplemente fueron trasladados a otras diócesis. Un canonista habla de una verdadera «estación de desplazados», que funcionó durante muchos años.

El informe también tratará sobre quién es el responsable de que el sacerdote abusador de Essen volviera a ser párroco en los municipios bávaros. Nadie en las parroquias sabía que se trataba de un abusador sexual.

La cita y el nuevo informe están siendo seguidos con interés no solo por periodistas alemanes, sino también desde Roma, porque se trata del ámbito de competencia y corresponsabilidad del cardenal Ratzinger y del ex papa Benedicto XVI.

El propio Ratzinger, se dijo la semana pasada, puso 82 páginas de declaraciones propias a disposición del bufete de abogados «Westpfahl Spilker Wastl», que lleva el caso.

Las víctimas de violencia sexual miran hacia la nueva investigación con sentimientos encontrados.

El portavoz del grupo de afectados «Eckiger Tisch» (Mesa cuadrada), Matthias Katsch, habló con Deutsche Welle de una «historia sin fin» con respecto a la revisión del caso. Debido a que los obispos «no quieren ceder el control», hay investigaciones «de despachos de abogados encargados por ellos (obispos)».

*Con información de DW

Últimas noticias