El sumo pontífice, de 84 años, había tenido la misma dolencia el año pasado. Este viernes recitará el Ángelus previsto para el mediodía desde la Biblioteca Privada del Palacio Apostólico.

A causa de un dolor en la ciática, el papa Francisco no celebró el jueves 31 por la noche las Primeras Vísperas y el Te Deum “en acción de gracias del año que concluye”. Tampoco encabezó el viernes 1 la primera celebración de 2021 dedicada a la Jornada Mundial de la Paz, según informó su vocero Matteo Bruni.

Por primera vez en su pontificado, Francisco, de 84 años, no presidirá las tradicionales celebraciones de Fin de Año y Año Nuevo en la Basílica de San Pedro. La celebración de este jueves por la tarde, prevista para las 17 de Roma (13 de Argentina), estará encabezada por el cardenal Giovanni Battista Re, mientras que el purpurado Pietro Parolin celebrará la misa de mañana.

El Papa tenía previsto iniciar sus actividades de 2021 con la celebración, desde las 10 de la mañana de Roma (6 de Argentina), de la misa dedicada a la Jornada Mundial de la Paz, pero esta dolencia, que ya sufrió el año pasado, no se lo permitirá.

La ciática puede causar dolor en la espalda y las piernas y se debe a la compresión de las terminaciones nerviosas o del nervio ciático, que va desde la parte baja de la columna vertebral al muslo. De todos modos, dijo Bruni, el Papa sí recitará el Ángelus previsto para el mediodía del viernes desde la Biblioteca Privada del Palacio Apostólico.

La agenda del Papa en pandemia

Tanto la agenda del Papa como los acontecimientos previstos en el Vaticano estuvieron marcados este año por la pandemia de coronavirus. Varios eventos se suspendieron en su modalidad presencial y finalmente se celebraron virtualmente, como el Global Compact on Education o el congreso Economía de Francisco.

Para evitar que se formen multitudes en la Plaza de San Pedro ante el aumento de los casos de COVID-19 en Italia, el sumo pontífice trasladó sus apariciones semanales y las bendiciones al interior del Vaticano, en lugar de saludar a los fieles desde una ventana del palacio que da a la plaza.

En las últimas dos semanas, tres cardenales muy cercanos al Papa dieron positivo en coronavirus, lo que obligó a Francisco a realizarse a un hisopado, que finalmente arrojó resultado negativo. Desde la difusión masiva de la pandemia en Roma, se sometió varias veces al test para descartar cualquier sospecha de contagio.

Además de su edad, hay otro factor que se suma a la condición de “persona de riesgo” ante el coronavirus: a los 21 años, en 1957, a Francisco tuvieron que extirparle una parte del pulmón derecho debido a una infección, según su biógrafo, Austen Ivereigh. Aunque la campaña de vacunación en el Vaticano comenzará a principios de 2021, aún no hay detalles sobre cuándo recibirá la vacuna.

Los desafíos en 2021

De cara al nuevo año, el Papa tendrá grandes desafíos como aprobar la nueva Constitución Apostólica, el texto legislativo que sustituirá a la Pastor Bonus, promulgada por Juan Pablo en 1988. Además de temas legislativos y de funcionamiento administrativo, la nueva “carta magna” del Vaticano, que podría aprobarse tras una reunión programada para febrero, abordará la presencia de mujeres en puestos de dirección, la importancia del cuidado del medio ambiente o la atención al deporte.

*Con información de TN.ar

Artículo anterior‘Friends’ se fue de Netflix pero se «muda» a una nueva plataforma
Artículo siguienteJugador de Antigua GFC da positivo a Covid-19

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí