La Oficina de Aduanas y Protección Fronteriza (CBP, en inglés) ha expulsado en los últimos meses de Estados Unidos a bebés recién nacidos en el país junto con sus madres, que eran inmigrantes indocumentadas que acababan de cruzar la frontera, informó este sábado el medio The Intercept.

En marzo pasado, el vicepresidente, Mike Pence, ordenó a los Centros para el Control y Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) usar sus poderes de emergencia para sellar las fronteras de Estados Unidos, a pesar de las reticencias mostradas por la principal agencia sanitaria del país, según reportes de prensa.

Con el pretexto de la pandemia del coronavirus, el Gobierno Trump endureció así todavía más su política migratoria al expulsar del país a la mayoría de migrantes que llegaban a Estados Unidos en busca de asilo o que eran detenidos entrando de forma ilegal, entre ellos menores de edad no acompañados de un padre o tutor legal.

Sin embargo, un juez ordenó en noviembre al Gobierno que deje de expulsar a niños migrantes no acompañados sin permitirles hacer peticiones de refugio o asilo.

Con información de Los Ángeles Time

 

 

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí