La Administración de Medicamentos y Alimentos de Estados Unidos (FDA) dio el viernes la aprobación de emergencia a la vacuna contra el COVID-19 de Pfizer y BioNtech.

En concreto, la FDA otorgó a las farmacéuticas un permiso extraordinario que servirá para acelerar la distribución de la vacuna mientras se siguen recolectando más datos para autorizarla definitivamente.

La agencia estadounidense no ha hallado ninguna complicación o amenaza a la seguridad de los pacientes en su revisión del ensayo clínico de fase 3 realizado por Pfizer con 44.000 personas. La conclusión es que la vacuna es altamente efectiva en diversos grupos demográficos. En la víspera del pistoletazo de salida para la inmunización, Trump ha defendido en su Twitter que la vacuna, el “milagro médico más grande y rápido de la historia contemporánea”, debe ser atribuido a su mandato y no al del mandatario electo Joe Biden, quien asumirá la presidencia el 20 de enero. El viernes por la mañana, el republicano ha presionado una vez más a la FDA para que empiece a distribuir, afirmó, las “malditas vacunas ahora”. “¡Dejen de jugar y empiecen a salvar vidas!”, escribió el presidente saliente en Twitter.

El secretario de Salud de Estados Unidos, Alex Azar, estimó más temprano que la vacuna podría comenzar a ser administrada a la población el lunes o el martes, una vez que sea aprobada por las autoridades reguladoras.

El responsable militar de la Operación Warp Speed (más rápido que la luz) aseguró que entre 24 y 48 horas todo el país debería tener acceso simultáneo a la vacuna de Pfizer. El personal sanitario, de emergencias, así como las residencias de ancianos, serán los primeros en recibirla, para progresivamente ampliar a la población general la campaña de vacunación.

EE UU es el país con más afectados por la pandemia y ya suma 293.000 fallecidos, una cifra mayor que el total de víctimas estadounidenses en la Segunda Guerra Mundial. Cada Estado ha presentado al Gobierno un listado con localizaciones, la mayoría hospitales, a las que se enviarán las primeras vacunas. El tratamiento “salvará millones de vidas y pondrá fin a la pandemia de una vez por todas”, ha dicho el presidente estadounidense, Donald Trump, en un vídeo difundido en su cuenta de Twitter.

Artículo anteriorEl barril de petróleo incrementará su precio en 2021 y afectará a Guatemala
Artículo siguienteMéxico autoriza uso de emergencia de vacuna contra covid-19

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí