“Desgraciadamente resultó positiva”, así fue como el cantante Enrique Guzmán dio a conocer el contagio de COVID-19 de su hija Alejandra Guzmán a través de su cuenta de Twitter.

La intérprete de Reina de Corazones ya se encontraba en alerta después de haber estado en contacto con Mimí en su programa Mimí Contigo de TV Azteca.

Como se recordará, el pasado 2 de marzo estuvieron como invitados de la emisión tanto Alejandra como su padre.

Y aunque en el programa todo fue diversión y anécdotas, la situación se tornó oscura tan solo cuatro días después, pues se supo que Mimí había dado positivo al virus.

De inmediato se encendieron las alarmas por la salud de todos los invitados a la emisión, principalmente por Enrique Guzmán, quien es adulto mayor y tiene 78 años.

Afortunadamente, el cantante ya había recibido la primera dosis de la vacuna contra COVID-19, pero fue él mismo quien reveló que Alejandra ya tenía sospechas de estar contagiada.

“Alejandra está súper preocupada. Fuimos hace una semana al programa, vimos a Mimí, estuvimos con ella y ahora tiene COVID-19. Lo peor del caso es que hace ratito hablé con Alejandra y me dijo que le duele mucho la cabeza…”, reveló Guzmán a UnoTV.

Fue el pasado 9 de marzo cuando Enrique habló sobre la salud de su hija y explicó que ella aún no había podido realizarse la prueba. Sin embargo, el miércoles el mismo Guzmán comentó en Twitter que Alejandra ya se había sometido al análisis sobre el virus y que hasta este jueves se conocerían los resultados.

*Con información de Infobae

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí