El ministro del Interior de Francia, Gérald Darmanin, informó este miércoles 24 de noviembre que al menos 31 personas murieron luego de que el bote en el que intentaban llegaban a Gran Bretaña cruzando el Canal de la Mancha desde Francia zozobrara cerca de la costa.

Tres helicópteros y tres embarcaciones de rescate de la Policía fueron desplegados para buscar posibles sobrevivientes.

Darmanin informó a la prensa en una breve alocución que entre los fallecidos hay cinco mujeres y una niña.

De acuerdo con testigos, un grupo importante de migrantes, más grande que lo habitual, zarpó para aprovechar las buenas condiciones del mar, aunque el agua estaba extremadamente fría.

Poco después, un pescador llamó a los servicios de rescate al encontrar un bote vacío rodeado de personas flotando inmóviles.

El ministro detalló que dos personas fueron rescatadas con vida «de forma heroica» por los equipos de salvataje. Poco más temprano, Darmanin había escrito en Twitter «terrible tristeza ante la tragedia de las numerosas muertes tras el volcamiento de un bote con migrantes en el Canal de la Mancha». «Dirijo mis pensamientos a los numerosos desaparecidos y heridos, víctimas de los traficantes criminales que explotan la desesperación y miseria de los inmigrantes», escribió, en tanto, el primer ministro, Jean Castex.

Mar tranquilo, agua gélida

Nicolas Margolle, un pescador de la región, dijo a la agencia de noticias Reuters que más temprano había visto dos pequeñas embarcaciones, una con personas a bordo y otra vacía.

Agregó que un colega suyo llamó a los servicios de rescate tras ver a una quincena de personas flotando inmóviles cerca del bote.

Confirmó que zarparon más botes porque el mar estaba tranquilo, «pero hace mucho frío».

El Canal de la Mancha es una de las rutas marítimas más transitadas del mundo, pero las corrientes son muy fuertes y muchas veces los botes quedan a merced de las olas.

Si bien este año la policía gala ha impedido más cruces que en otros años, no ha sido capaz de detener el flujo de migrantes, lo que ha desatado fuertes tensiones diplomáticas entre París y Londres.

El premier británico, Boris Johnson, en tanto, anunció una reunión de emergencia tras conocerse lo ocurrido frente a las costas francesas.

Por su parte, el presidente de Francia, Emmanuel Macron, pidió a sus homólogos europeos un refuerzo inmediato de los medios de la agencia Frontex en las fronteras exteriores de la Unión Europea y una «reunión de urgencia» de los ministros al frente de este desafío migratorio.

*Con información de DW

Artículo anteriorBenedicto Aldana regresa a la Liga Nacional y reforzará a Sololá
Artículo siguienteCuauhtémoc Blanco al América: «Pumas les puede meter un susto»

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí