Cuando Chargers decidieron dejar San Diego en 2016 para llegar a Los Angeles no sabían que tendrían muchos problemas para tener un estadio adecuado. Pero parece que una puerta se le ha abierto a la organización de Dean Spanos.

De acuerdo con un reporte de The Athletic, la NFL ha considerado la posibilidad de llevar a Chargers a Londres. Esto tiene coherencia, teniendo en cuenta que el estadio de Tottenham Hotspur, inaugurado este año, es el primer recinto de Europa que cuenta con un campo especialmente diseñado para jugar football.

La mudanza a Inglaterra no suena tan descabellada teniendo en cuenta un par de factores. En primera instancia, el vigente estadio que ocupan ‘Bolts’ tiene una capacidad de 27 mil espectadores y eso lo hace el peor equipo en asistencia (promedio de 25,385 mil aficionados por juego). Además, entre 1991 y 2007, la NFL tuvo una liga en Europa con una organización operando en la capital inglesa. Lo anterior, sin contar que Chargers ha tenido dos apariciones en Londres como parte de las NFL International Series.

Cambio poco probable

A pesar del rumor, el posible cambio de Chargers a Europa está muy lejos de suceder. En primera instancia, la llegada de la franquicia de Spanos a Los Angeles se vio motivado por un pacto realizado con Rams para compartir el nuevo estadio que se construye la ciudad de California. De acuerdo con PFT, dicho convenio tenía una duración de 20 años y se antoja difícil que Stan Kroenke, dueño del otrora equipo de St. Louis, decida rescindir el contrato para dejar libre a su inquilino.

Asimismo, Spanos descartó del todo la salida de Chargers del segundo mercado más importante de Estados Unidos solo por detrás de New York. «No nos iremos a Londres. No iremos a ningún lado. Jugaremos en Los Angeles. Esta es nuestra casa y es donde planeamos jugar por mucho tiempo. Punto final», sentenció.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here