La curiosidad de Kyle Kuzma en el partido entre los Lakers y los Nuggets es que abrió y cerró el marcador en la trabajada victoria  124-121 con un triple a falta de cuatro décimas para el final del partido tras elevarse por encima de Bol Bol.

El entrenado angelino Frank Vogel dibujó una jugada de distracción en su pizarra con cuatro segundos y empate en el marcador: LeBron James sacó de banda, cortó y sirvió de señuelo mientras Anthony Davis fintó el pase hasta que encontró libre de marca a Kuzma justo por donde había salido el balón; el alero no dudó a la hora de lanzar la canasta ganadora del encuentro, muy celebrada por todos sus compañeros.

Este triunfo da respiro a Los Ángeles, ya que venían de 3 derrotas consecutivas pero también se habían consolidado como los sembrados número uno del oeste. Los resultados no apuntan en ese sentido a los hábitos ganadores de los que llevan días hablando los angelinos. A pesar de la derrota, los Nuggets aspiran todavía al segundo puesto que ocupan los Clippers en el Oeste.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here