Los Houston Rockets mostraron su mejor juego defensivo y surgieron con la victoria más destacada en la jornada dominical de la NBA al imponerse a los Milwaukee Bucks. A su vez, San Antonio Spurs comienzan a sentir que pueden estar en los playoffs en la competida Conferencia del Oeste, mientras que los 40 puntos anotados por el esloveno Luka Doncic no impidieron la segunda derrota consecutiva de los Dallas Mavericks.

El base Russell Westbrook anotó 31 puntos y los Rockets hicieron su mejor defensa en la recta final que les permitió remontar un marcador adverso en el partido que ganaron por 120-116 a los Bucks, el equipo con la mejor marca de la liga.

Westbrook estableció el trigésimo sexto partido consecutivo en los que ha conseguido al menos 20 puntos, que esta noche lideró el ataque de los Rockets. Houston empató un récord de la NBA en intentos de triples al hacer 61 en un partido de tiempo reglamentario, anotó 21 y forzó 22 pérdidas de balón de los Bucks.

El ala-pívot griego Giannis Antetokounmpo acabó con 36 puntos, 18 rebotes y ocho asistencias como líder de los Bucks, pero no evitó la derrota del equipo de Milwaukee. Aunque se unió al legendario Kareem Abdul-Jabbar como los únicos jugadores que tuvieron 15 partidos seguidos con al menos 30 puntos, 15 rebotes y cinco asistencias en una temporada en los últimos 50 años.

El escolta DeMar DeRozan hizo dos tiros libres con un segundo por jugar, dando a los Spurs una victoria por 108-106 sobre los Memphis Grizzlies que les permitió subir al noveno puesto de la Conferencia Oeste.

El equipo de San Antonio llegó a Walt Disney World en el duodécimo lugar en la Conferencia Oeste, pero después de las victorias sobre Sacramento Kings y Memphis están a solo dos juegos de los Grizzlies, que ocupan el octavo lugar. El base Dejounte Murray aportó 21 puntos, 10 rebotes y tres asistencias como líder de los Spurs, mientras que el escolta Derrick White agregó 16 tantos y DeRozan llegó a los 14.

Por otra parte, la combinación del escolta Devin Booker y el base español Ricky Rubio fue la clave que permitió a los Phoenix Suns ganar por 117-115 a los Mavericks, a pesar de los 40 puntos que les aportó su estrella, Doncic. Booker llegó a los 30 puntos y Rubio fue decisivo tanto en la dirección del juego como en los 20 tantos que anotó, además de quedarse cerca de un triple-doble, al capturar nueve rebotes y dar siete asistencias.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here