Cuando la NBA anunció que regresaría la temporada a finales de julio, muchos jugadores manifestaron su preocupación respecto de los riesgos que representaba un retorno en medio del brote de coronavirus en Estados Unidos.

Spencer Dinwiddie fue el último en sumarse a la lista de jugadores que no viajaran a la Florida luego de dar positivo por Covid-19. Su compañero DeAndre Jordan también dé positivo. Ambos no viajarán al torneo, a pesar de poder viajar si reciben el alta médica. A ellos hay que sumarle las bajas de Kevin Durant, Kyrie Irving y Wilson Chandler también decididos a no viajar, algunos por temor a contagiarse y otros para aprovechar a recuperarse de lesiones.

«Después de dar nuevamente positivo ayer, considerando mis síntomas, junto con los Brooklyn Nets y los médicos del equipo hemos decidido que lo mejor para el equipo y para mí será que no juegue en Orlando» redactó en su cuenta de Twitter el base de los Nets.

Victor Oladipo y Bradley Beal también han dicho que no jugarán lo que resta de temporada. El jugador de Indiana por no estar convencido con los protocolos y la seguridad de no contagiarse. Mientras que Beal esta en la recta final de una recuperación de una lesión en el manguito rotador y prefiere seguir recuperándose.

La lista de jugadores crece los nombres mencionados se unen a Thabo Sefolosha (Houston Rockets), Willie Cauley-Stein (Dallas Mavericks), Avery Bradley (Los Ángeles Lakers), DeMarcus Cousins (agente libre, pero que recibió muchas ofertas para sumarse a varios equipos en el torneo en Orlando), Trevor Ariza (Portland Trail Blazers), Davis Bertans (Washington Wizards) y Zhaire Smith (Philadephia 76ers)

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here