Es público y notorio que la relación entre Zinedine Zidane y Gareth Bale era muy tormentosa. El delantero galés no entraba en los planes del mister del Real Madrid y ello provocó que se creara muy mal ambiente entre ellos y que las polémicas persiguieran una y otra vez al jugador blanco.

Después de siete temporadas sin conseguir triunfar en el Real Madrid, el delantero cambia de aires y se ha marchado cedido al Tottenham que dirige desde el banquillo Jose Mourinho.

El técnico portugués está encantado con la llegada del futbolista galés a su equipo y está convencido de que Zidane se alegra de haberse desprendido del ariete galés.

El entrenador del Tottenham tiró una vez más de ironía para expliar la situación con Bale: «No hablé con Zidane, pero creo que está contento de que Bale se haya ido y yo estoy contento de que esté aquí. Él también está contento de estar aquí. Ojalá al final de la temporada estemos todos contentos y pueda seguir con nosotros».

Mourinho asegura que llegado a Londres Bale «está muy contento y eso es muy importante en la vida y en el fútbol», remarcó.

El técnico portugués desveló sin embargo que Gareth Bale todavía no estará disponible para jugar contra el Shkendija este jueves en partido de la tercera ronda clasificatoria de la Europa League. «No es una opción, esperaremos un poco más. Tal y como está trabajando creo que cuando esté listo va a mostrar todo su potencial», aseguró el mister luso en la rueda de prensa precisamente previa al partido ante el conjunto macedonio.

Bale, de 31 años, vuelve a sus órígenes, ya que jugó en el Tottenham durante seis temporadas para fichar posteriormente por el Real Madrid, donde jugó durante siete años. Esta cesión se entiende como una manera de intentar volver a ser el jugador determinante que fue en el equipo al que ahora ha regresado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here