Luego de una finalización de torneo brusca y abrupta, tanto Mixco como Siquinalá han perdido la categoría que ellos afirman «debieron perder en la cancha». Por esto se han tomado ciertas medidas por parte de los equipos para no volver a jugar en la primera división.

En el caso de los mixqueños, han solicitado una revisión y apelación al Tribunal de Arbitraje Deportivo o TAS por sus siglas en ingles. Pero mediante el artículo R64.2 párrafo 2 del mismo dice que tanto el conjunto chicharronero como la FEDEFUT deben pagar por los servicios del tribunal mediador.

La cantidad completa son 26 mil francos suizos, que a la conversión son 212 mil quetzales los cuales deben pagar en partes iguales tanto el demandado como el demandante. Si no se paga el TAS desestimará la apelación y cerrará el caso del conjunto de Mixco.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here