El presidente mexicano Andrés Manuel López Obrador ha informado este viernes de la disponibilidad de 4000 empleos en la frontera sur del país para los migrantes que integran la caravana que partió el miércoles desde Honduras hacia EE.UU.

«Vienen migrantes en caravana, de Honduras, de El Salvador, alrededor de 2.500 a 3.000», afirmó López Obrador durante su conferencia de prensa diaria, en la que anunció la existencia de «4.000 empleos allí en la frontera sur disponibles».

Los migrantes, que pretenden llegar a terreno estadounidense para pedir asilo, se encuentran ahora en Guatemala. El presidente Alejandro Giammattei, afirmó este miércoles que el Ejecutivo de México, a través de su canciller Marcelo Ebrard, le aseguró que impediría la entrada a la nueva caravana.

Cerca de 1.000 personas se reunieron en la Gran Central Metropolitana, en San Pedro Sula, en el norte de Honduras, para iniciar la nueva caravana que pretende llegar a EE.UU. en su huída de la violencia, la pobreza y la falta de empleo en ese país centroamericano.

En septiembre de 2019, el presidente de EE.UU., Donald Trump, llegó a un acuerdo con su homólogo de Honduras, Juan Orlando Hernández, para supuestamente mejorar la «capacidad de asilo» conteniendo el flujo migratorio proveniente de otros países de Centroamérica.

Además, EE.UU. firmó un convenio similar con Jimmy Morales, expresidente de Guatemala, para que se conviertan en un «tercer país seguro» y que los migrantes salvadoreños y hondureños soliciten asilo en esa nación centroamericana, y no en EE.UU.

Por otro lado, presionó al Gobierno de Andrés Manuel López Obrador para frenar la migración proveniente de Centroamérica, a cambio de no imponer aranceles a los productos mexicanos que son exportados a EE.UU.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here