El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, anunció que en septiembre funcionarios de su gobierno se reunirán con autoridades estadounidenses, para evaluar el plan acordado en junio pasado con el propósito de detener el flujo miratorio que crispó las relaciones entre ambos países.

«Se va a llevar a cabo una reunión de evaluación entre el gobierno de México y el gobierno de Estados Unidos el día 10 de septiembre», dijo López Obrador el lunes en su habitual conferencia de prensa matutina. «Les puedo decir que vamos bien», afirmó.

Ni el lugar ni otros detalles de la reunión fueron informados de inmediato.

El próximo mes se cumplen 90 días de la firma del acuerdo, en el que México se comprometió con Estados Unidos a tomar «medidas sin precedentes» para frenar la migración, luego de que el gobierno de Donald Trump amenazara con aplicar aranceles a las exportaciones del país si el gobierno mexicano no disminuía el flujo de migrantes, principalmente de Centroamérica, que busca llegar a territorio estadounidense.

Por esa razón, México se comprometió a desplegar a unos 21.000 soldados, 6.000 en su frontera sur -por donde acceden la gran mayoría de los indocumentados- y unos 15.000 en el norte, donde comparte 3.200 km de frontera con Estados Unidos.

Cuando se cumplieron los primeros 45 días de la firma de ese pacto, el gobierno de México dijo que el flujo migratorio se había reducido en un tercio y que luego de otros 45 días, que se cumplirán el 5 de septiembre, se haría otra evaluación de las medidas que tomó el país para frenar la migración.

El acuerdo contemplaba que si, según Estados Unidos, México no lograba frenar la migración en los primeros 45 días tras la firma del pacto, tomaría medidas dentro de los próximos 45 días para convertirse en «tercer país seguro».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here