Como capitán de Barcelona, Lionel Messi se hizo cargo de organizar una cena con todo el plantel tras un inicio de temporada a los tumbos, en lo personal por las lesiones y desde los resultados para el equipo. El rosarino fue el primero en llegar al hotel Sir Victor del Paseo de Gracia.

Según Sport, también el cuerpo técnico con Ernesto Valverde a la cabeza fue invitado a la comida para afianzar las relaciones de cara a una temporada muy exigente. Las grandes figuras como Gerard Piqué, Sergio Busquets, Luis Suárez y el recién llegado Antoine Griezmann tampoco faltaron en la noche del miércoles.

Además, en el mismo sitio de la reunión, catalogada por algunos medios españoles como una especie de «terapia de grupo», estuvo Marc Márquez, pentacampeón mundial de MotoGP y fanático del conjunto blaugrana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here