Por una década, Lionel Messi y Cristiano Ronaldo forjaron una de las rivalidades más importantes de la historia del fútbol. Y, para el argentino, los duelos entre Barcelona y Real Madrid perdieron un condimento importante desde que el portugués se marchó a la Juventus, en 2018.

«Cuando Cristiano estaba en el Madrid, si bien todos los partidos siempre son especiales, él lo hacía mucho más especial. Pero son etapas que van quedando atrás, que vamos quemando, y se sigue», expresó el astro argentino en una entrevista con DAZN Italia.

Por otra parte, el rosarino entiende el legado que han dejado con su rivalidad futbolística: «Fue especial. Es un duelo que va a quedar para siempre. Fueron muchísimos años. No es fácil mantenerse tantos años compitiendo al máximo nivel en Madrid y Barcelona. Más, en los dos equipos que estábamos, tan exigentes, los dos mejores del mundo».

«Competir de igual a igual, tantos años, quedará para siempre. Fue muy lindo. Creo que la gente también lo disfrutó, sea del Madrid o del Barcelona», sentenció Messi, quien sigue escribiendo páginas en la historia del conjunto culé, aunque no tenga a su eterno rival en la vereda de enfrente.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here