Las autoridades de la provincia china central de Hubei dicen que 254 personas más han muerto en el brote del nuevo coronavirus que ha matado a más de 1.300 personas desde diciembre.

El anuncio de la nueva cifra de muertos se produce después de que China dijo el miércoles que la cantidad de casos nuevos había disminuido por segundo día consecutivo.

Funcionarios de salud en Hubei, el epicentro del brote hace dos meses, dijeron que cambiaron sus métodos de detección de una prueba de laboratorio a escáneres corporales computarizados. Los cambios en los métodos de detección también han aumentado el número total de casos confirmados en China a alrededor de 60.000.

El jefe de la Organización Mundial de la Salud, Tedros Adhanom Ghebreyesus, saludó las noticias de la desaceleración con cautela el miércoles y dijo que el brote «aún podría ir en cualquier dirección».

Archivo - El alcalde de Shanghai, Ying Yong, durante una conferencia de prensa el 20 de enero de 2017.

El brote provocó el despido de Jiang Chaoliang como jefe del Partido Comunista en Hubei, pocos días después de que los dos principales funcionarios de salud de la provincia fueron removidos de sus puestos. La agencia oficial de noticias Xinhua dice que el exalcalde de Shanghai, Ying Yong, reemplazará a Jiang, quien había sido criticado por el público por su manejo del brote del virus COVID-19.

Se cree que el virus surgió a fines del año pasado en un mercado de mariscos en la ciudad de Wuhan que vendía ilegalmente vida silvestre.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here