El director ejecutivo de Facebook, Mark Zuckerberg, manifestó su desacuerdo con la decisión de Twitter de poner una notificación sobre verificación de hechos en dos tuits del presidente de EE.UU., Donald Trump. Sus declaraciones tuvieron lugar durante una entrevista con Fox News, cuya versión completa se publicará este jueves.

El empresario estadounidense afirmó que las plataformas digitales de propiedad privada no deberían actuar como un «árbitro de la verdad». Asimismo, sostuvo que en ese aspecto la red social que fundó tiene «una política diferente» a la de Twitter.

«Creo firmemente que Facebook no debería ser el árbitro de la verdad de todo lo que la gente dice en línea», explicó Zuckerberg, y agregó que «las empresas privadas probablemente no deberían serlo, especialmente estas compañías de plataformas, no deberían estar en la posición de hacer eso».

Los comentarios del joven magnate también se refirieron a las últimas advertencias de Trump, en las que amenazó con «regular» o incluso «cerrar» las plataformas de redes sociales que «silencian las voces conservadoras».

Al respecto, Zuckerberg expresó que es preciso «entender lo que realmente pretenden hacer», y señaló que «en general, un gobierno que elige censurar una plataforma porque está preocupado por la censura, no me parece exactamente el reflejo correcto».

Twitter responde

El cofundador y director ejecutivo de Twitter, Jack Dorsey, respondió este miércoles a las acusaciones del presidente estadounidense Donald Trump contra la red social, reafirmando el compromiso de su compañía de verificar las informaciones relacionadas con las elecciones.

«Continuaremos señalando la información incorrecta o controvertida sobre las elecciones a nivel mundial. Y admitiremos y asumiremos cualquier error que cometamos», escribió Dorsey en su cuenta oficial.

Este miércoles, el mandatario estadounidense amenazó con «regular» o incluso «cerrar» las plataformas de redes sociales que «silencian las voces conservadoras», después de que Twitter marcara con un aviso de verificación dos de sus tuits en los que afirmaba que las papeletas de votación por correo de las elecciones presidenciales serán «sustancialmente fraudulentas».

El director de Twitter asumió la responsabilidad del polémico servicio de verificación de hechos que la plataforma usó para cuestionar las afirmaciones de Trump sobre fraude electoral. «Verificación de hechos: en última instancia, hay alguien responsable de nuestras acciones como empresa, y ese soy yo», expresó en otro tuit, en el que pidió al mandatario que dejara a sus empleados «fuera de esto».

Asimismo, el cofundador recalcó la importancia de la herramienta de verificación de datos de la plataforma, que muestra un signo de exclamación azul bajo la publicación en la red social e insta a los lectores a obtener más información al respecto.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here