Romelu Lukaku es uno de los jugadores importantes para el buen momento que vive el Inter en la Serie A después de algunos años de más malas que buenas. La dupla de ataque que formaron junto a Lautaro Martínez mete miedo en Europa.

Sin embargo, el delantero belga reveló que, en un principio, el director técnico Antonio Conte estaba muy enojado con él por algunos rendimientos, sobre todo luego del empate ante Slavia Praga por Champions League. «Me decía que era basura delante de todo el equipo. Él te dice a la cara si están bien o mal. Y yo jugué realmente mal. Me estaba diciendo que era basura y que me quitaría a los cinco minutos si lo volvía a hacer», contó en una entrevista con Sky Sports. «Hirió mi confianza, pero al mismo tiempo me despertó. Se lo hace a todos, no importa el jugador que seas. Para él todos son iguales. Justo después jugamos el derbi de Milán y disputé uno de mis mejores partidos de la temporada», añadió luego.

Por último, el futbolista se refirió a los ataques racistas que sufren constantemente los jugadores de raza negra en Italia. «Tenemos que pararlos. Italia es un país hermoso para vivir. Tiene potencial para volver a ser la gran liga que era, pero tenemos que trabajar juntos para mantener a esas personas ignorantes fuera de los estadios», concluyó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here