La Premier League ha tomado la decisión de no avalar la idea de la FIFA y despedir los cinco cambios de cara a la próxima temporada. Así pues, el campeonato doméstico inglés solo permitirá la realización de tres sustituciones en tres parones por equipo, tal y como se ha venido haciendo en los años previos a la pandemia.

La medida, impulsada por los organismos europeos para paliar la falta de pretemporada y la acumulación de los partidos derivados de la crisis de la Covid-19, ha estado vigente en estos meses por las circunstancias excepcionales. No obstante, la FIFA ha aprobado mantener la medida para la próxima temporada, por el hecho de contar con un calendario diferente al habitual, más comprimido. Incluso no se descarta que se acabe asentando tras casi temporada y media implantada.

Sin embargo, la Premier ha querido desmarcarse de esa idea y ha rechazado continuar con el cambio de normativa en la 2020-21. Así se votó en una reunión mantenida este jueves, al considerar los clubes que los cinco cambios resultan beneficiosos para los equipos grandes.

Es la primera liga europea que opta por esta idea y, de hecho, suele ser pionera en esta manera de actuar. Fue pionera también en la introducción de la tecnología de gol, se resistió a la implementación del VAR o ha mantenido un criterio algo diferente a otras competiciones como mandar o no a los colegiados a la pantalla o entrar única y exclusivamente en jugadas claras y manifiestas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here