Tras la protesta de la K League, un abogado de L.K.B & Partners, Oh Seok-hyun, presentó una denuncia contra Juventus y Cristiano por un supuesto fraude, ya que Maurizio Sarri no alineó al delantero luso en un partido amistoso que se disputó en Seúl el viernes pasado, tal como estaba preestablecido en un contrato que llevó adelante la agencia TheFasta .

El encuentro de exhibición, entre la Vecchia Signora y un equipo formado con las principales estrellas del fútbol surcoreano, acabó con un empate a 3, pero el partido parecía gafado desde un inicio.

Y ello porque el vuelo que trajo al equipo italiano desde China se retrasó dos horas, lo que, unido al intenso tráfico de la capital surcoreana, hizo que el partido comenzara casi una hora después de lo programado, mientras esperaban los 63.000 espectadores.

Ronaldo, a quien no veía la afición surcoreana en sus estadios desde hace más de una década, era una de las principales estrellas del encuentro, pero estuvo en el banquillo los 90 minutos.

Al parecer, según han informado las instituciones involucradas, existía un compromiso contractual entre el organizador del encuentro y el Juventus que obligaba a Ronaldo a jugar al menos 45 minutos, cosa que no sucedió.

La K League ya se disculpó ante los aficionados el sábado, un día después del partido, porque no pudieron ver en la cancha a la estrella portuguesa.

El contrato entre TheFasta y Juventus establecía que Cristiano Ronaldo sólo podría estar ausente si había sufrido alguna lesión en el calentamiento o durante el encuentro, algo de lo que, al parecer, debía dar cuenta el club con anticipación.

La sorpresa surgió cuando en el segundo tiempo Ronaldo no entró al campo, y al final presenció el encuentro desde el banquillo. Según TheFasta, sólo se les dijo después que su ausencia se debió a la «condición física» del jugador.

En la rueda de prensa final, el entrenador del Juventus, Maurizio Sarri, dijo que no había incluido al portugués por un problema muscular no precisado.

Al parecer, el Juventus FC había pedido previamente que el partido se acortara a 80 minutos, en lugar de 90, con un descanso de diez minutos, pero la K League no aceptó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here