Cuando el mundo sigue todavía intentando vencer al coronavirus COVID-19, que ha causado estragos a lo largo y ancho de los cinco continentes, la OMS alerta otro patógeno con unos índices de mortalidad todavía mayores.

Se trata del virus del Nipah (VNi), que provoca cuadros graves de enfermedad tanto en animales como humanos.

Y es noticia porque en los últimos días se ha detectado un brote en Kerala, India, que ha infectado a 18 personas, 17 de las cuales han muerto.

Según el ‘The New York Times’, si el virus, que se transmite a través del contacto con el fluido de los murciélagos y no tiene tratamiento ni vacuna, se propagara fuera de la India, probablemente aparecería primero en Dubai, donde trabajan muchos indios.

Los síntomas de la enfermedad, que se detectó por primera vez en Malasia en 1998, son gripe, fiebre y dolores corporales, y los daños afectan al cerebro.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here