La familia de Lionel Messi por lo general evade las cámaras, los micrófonos y cualquier tipo de contacto con la prensa. Su madre, Celia Cuccittini, decidió cortar por unos minutos con esa norma para mostrar el orgullo que le generó la obtención del sexto Balón de Oro que consiguió el futbolista del Barcelona y la selección argentina.

“Estoy súper feliz. No nos esperábamos. Pensábamos que el quinto había sido el último. Esta sorpresa la verdad que fue hermosa. Tal es así que si hubiésemos sabido nos quedábamos un poquito más porque volvimos el 10 de noviembre. No lo esperábamos para nada. Él tampoco. No sé si se habrá enterado unos minutos antes no lo sé, pero no sabíamos nada”, confesó en una nota que realizó con el programa El Espectador que se emite por CNN Radio.

Celia contó que les habían pedido filmar un video desde Rosario “por si acaso» se apropiaba del galardón, pero finalmente desistieron: “La idea era hacer un video todos nosotros desde acá, pero nos cuesta tanto… Al final los nenes son más espontáneos que nosotros. Teníamos poco tiempo y al final no lo hicimos”.

Amable y suelta ante la nota, Celia confesó que su hijo le hizo una sorpresa con el galán Gustavo Bermúdez hace algunos días atrás: “No nos gusta aparecer en los medios. Marcelo (Tinelli) siempre me invita para ir al programa, que yo de por sí soy cholula, la única de la familia, lo sigo, me miro todo. Miro el Bailando. A Marcelo lo quiere mucho, tenemos una amistad con él, con Guille (Valdes). Son divinos. Marcelo lo nombra un montón, Nico (Vázquez) también… El otro día fueron a comer Adrián (Suar) y Gustavo Bermúdez. El otro día me cargaban porque Gustavo siempre fue… Lio me hizo un video para que Gustavo me mande. Me hizo hacer un video porque fueron a cenar a su casa y me hizo un video. ¡Una vergüenza! Está siempre igual…”.

Tras reconocer su fanatismo por la televisión, se animó a opinar sobre quién le gustaría que gane el Bailando por un Sueño, programa que conduce Tinelli: “La Princesita (Karina) me gusta un montón, la quiero mucho. Por todo lo que logró, lo que pasó. Pero me gustan todos. Charlotte también me cae simpática. ¡Nico (Occhiato) ni hablar! Y esa abuela que es divina, me hace llorar tanto. Me acuerdo de mi mamá. Me encanta esa ternura que tiene esa familia, me gustaría conocerla”.

La exposición que tiene Lionel a nivel mundial despierta elogios, pero también críticas: “Me duelen porque podés criticar sin burlarte. Hay algunos que tienen una manera despectiva. Eso obviamente como madre me duele. No le tiene que gustar a todo el mundo”. Sin embargo, no ocultó hablar de la “deuda” que sienten que tiene con el equipo nacional: “Toda la familia sabe que tiene una deuda con Argentina pero quién más que él no quisiera ganar un Mundial o una Copa América. Se puede opinar que jugó mal. Es más nosotros mismos lo hacemos, se lo decimos. Yo le digo. ¡No sabés! Le pongo los puntos”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here