La Fiscalía suiza ha anunciado hoy que ha presentado una acusación contra el ex secretario general de la FIFA, Jerôme Vackle, y contra Nasser Al-Khelaïfi, director del grupo BeIN Media Group y dueño del PSG, por un supuesto caso de corrupción en la asignación de los derechos televisivos del Mundial de Catar en 2022.

Por una parte, la Fiscalía Suiza acusa a Vackle de un delito de corrupción pasiva, gestión desleal grave y falsificación múltiple de titulos, mientras que Nasser Al-Khelaïfi estaría acusado de instigar una acción fraudulenta con el objetivo de que BeIN Sports obtuviera las retransmisiones del próximo Mundial.

El actual dueño del PSG podría haberle cedido a Vackle una lujosa viña en Cerdeña como soborno de la concesión de los derechos televisivos, y que el ex secretario general de la FIFA habría aprovechado sin declarar a Hacienda. A pesar de que la Fiscalía suiza ha anunciado que ha «llegado a un acuerdo amistoso con Al-Khelaïfi» por las concesiones televisivas de los Mundiales de 2026 y 2030, esta investigación es aparte, y tiene como motor principal el de destapar la corrupción que ha habido en la FIFA en los últimos años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here