Vincent Kompany dejó atrás una larga estadía de 11 temporadas en el Manchester City para regresar a sus 33 años al Anderlecht, el club que lo vio nacer como futbolista. Sin embargo, no fue un regreso más el del defensor nacido en Bélgica, porque el club lo contrató para que ejerciera de director técnico y jugador al mismo tiempo. Y la experiencia no salió para nada bien.

Al cabo de cuatro fechas con el ex City haciendo de DT desde la zaga central, el Anderlecht perdió, empató, empató y perdió. Se ubica 13° de 16 equipos en lo que ya es el peor inicio de campeonato en los últimos 20 años. Suficiente para decidir cambiar…

Simon Davies, que formaba parte del cuerpo técnico de Kompany, se convirtió en el entrenador principal del equipo y el defensor mundialista quedó como capitán, simplemente abocado a jugar. «Debe ser más jugador durante el partido. Capaz de liderar realmente al equipo en el campo. Nadie duda que puede, pero es importante que él sea simplemente uno de los jugadores durante el partido», afirmó Davies.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here