Kimberly Milián, Ingeniera Administrativa e Ingeniera Industrial egresada de la Facultad de Ciencia, Tecnología e Industria (FACTI) de Universidad Galileo, ha triunfado en España.

Con una sonrisa que resalta en la imagen de la video llamada, compartió que se graduó en 2018. Además, tiene el Posgrado de Calidad ISO 9000 y Maestría en Reingeniería.

“Mi experiencia en la universidad fue muy buena, académicamente el contenido recibido y los conocimientos adquiridos han sido de gran utilidad en mi vida profesional. Además hice muy buenos amigos y tuve catedráticos excepcionales, no es lo mismo recibir una clase con alguien que solo quiere que memorices versus recibir clases con catedráticos que quieren que aprendas, que analices, que sepas lo que estás haciendo”, comparte.

Al graduarse ¿a dónde fue a trabajar? ¿cómo fue el proceso de encontrar trabajo?

Empecé antes de graduarme. Para poder adelantar cursos de las dos carreras empecé a trabajar por mi cuenta en anuncios de tv, catálogos de zapatos y activaciones con empresas grandes.

A partir de mi segundo año de universidad me entró la duda de en qué área me quería especializar.  La única forma de saberlo era buscando trabajos en diferentes áreas e industrias y así que empecé a cubrir interinatos de maternidad. Con esta metodología pasé por muchos puestos, empresas y áreas y debo admitir que así aprendí muchísimo.

Un año previo a terminar la universidad se me presentó la oportunidad para trabajar en una empresa multinacional de nutrición animal, ha sido uno de mis mayores retos personales y profesionales. Me dieron la oportunidad única de mi vida de desarrollarme y crecer como profesional tanto en el área administrativa como comercial.

Pero ahora trabaja en área deportiva, ¿cómo fue esa transición?

Aunque una carrera no tiene que ver con la otra, a mí siempre me han gustado los deportes y soñaba con poder trabajar en esta industria.  En 2018 previo a graduarme empecé a buscar opciones de MBA (Masters of Business Administration) en el extranjero relacionados con la gestión deportiva.  Encontré una en la Escuela Universitaria del Real Madrid que finalicé en junio 2020, aunque empecé con clases presenciales la terminé en línea por la pandemia.

¿Cómo pudo entrar en esta esta maestría? ¿Cómo fue la experiencia?

Como parte del MBA se nos requiere hacer prácticas relacionadas al deporte y es curioso porque ser ingeniera industrial fue lo que me abrió las puertas para poder entrar y hacer mis prácticas en el Club Real Madrid. Tuve la oportunidad de trabajar en el estadio Santiago Bernabéu y en Valdebebas, sin duda alguna una experiencia única. Posterior a mis prácticas en el Real Madrid realicé otras extracurriculares como project manager en una ONG de rugby liderando proyectos en conjunto con la Federación Española de rugby.

Al terminar la maestría se encontró en medio de la cuarentena, ¿qué hizo después?

Sí, terminé el MBA y luego empecé a meditar qué iba a hacer. El confinamiento me sirvió para buscar oportunidades para seguir creciendo, así tuve la oportunidad de iniciar a trabajar en ASM Scholarships que es donde estoy ahora trabajando y estoy encantada.

ASM es una empresa creada por exatletas y mi función principal es buscar jóvenes deportistas de 14 a 18 años sean excelentes tanto deportiva como académicamente.  Estoy enfocada en el área de Centroamérica y Europa. Sé que en Guatemala y los demás países de la región hay mucho talento y la idea es llegar a cada uno de ellos, evaluar su perfil y en conjunto buscar becas deportivas y académicas en Estados Unidos.  Así podemos ayudarlos a cumplir sus sueños de estudiar y seguir siendo deportistas en el extranjero.

¿Qué les aconseja a los jóvenes que están por graduarse para lograr sus metas?

Que definan hacia dónde quieren llegar y se fijen metas alcanzables con objetivos específicos y que no se estanquen. Habrá días más difíciles que otros y no todo saldrá como lo planifiquemos, pero lo importante es que no nos rindamos y que nos esforcemos cada día por ser mejores.

No se cansen de tocar puertas, se vienen tiempos difíciles, pero no quiere decir que sea imposible salir adelante. Actitud, esfuerzo, enfoque y determinación son la clave del éxito.

Con información: Revista Galileo

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here