Fueron presentados en Los Ángeles las flamantes dos nuevas estrellas de los Clippers: Kawhi Leonard y Paul George. Un momento muy esperado, un acto que dio para mucho. Empezando por el dueño de la franquicia, el multimillonario Steve Ballmer, que mostró un entusiasmo incontrolable dejando imágenes fuera de lo común.

Pero los protagonistas eran los jugadores y, en especial, Kawhi. Al fin y al cabo el responsable de todo, ya que toda la negociación giró alrededor de su decisión. Llegaba a la agencia libre como MVP de las Finales y considerado el mejor jugador del momento y se hizo esperar más que ningún otro. La duda siempre estuvo entre si se quedaría en Toronto o se marcharía a su casa, a Los Ágeles, bien a los Clippers o bien a los Lakers.

Al final se decidió por los primeros gracias al factor Paul George. En la rueda de prensa le preguntaron absolutamente de todo, pero la mejor respuesta llegó cuando un periodista le comentó que iba a jugar a la sombra de los Lakers. La ciudad angelina siempre ha sido territorio púrpura y oro en lo que al baloncesto se refiere. Los Lakers son el segundo equipo con más anillos de la historia y una de las entidades deportivas más importantes del mundo. Pero Kawhi no se fijó en la historia a la hora de tomar la decisión de dónde ir.

Al menos es lo que se puede adivinar de la respuesta que le dio a ese periodista: «En lo que respecta a los últimos años, desde un punto de vista deportivo, los Clippers han sido mejores. Otra cosa es lo que se diga en los medios, ya sabes a lo que me refiero. Siempre van a llamar la atención porque son los Lakers. Incluso si ganamos, quién sabe cómo cambiará el tratamiento a los Clippers. Si pasa eso y no recibimos la misma cobertura no pasará nada, yo estaré bien».

Lo cierto es que los Lakers no están en playoffs desde 2013 y en ninguna de las siguientes temporadas han alcanzado las 40 vitorias. Entre tanto los Clippers han estado en postemporada todos los años menos uno (2018), ganando más de 50 partidos en cuatro de los seis últimos cursos y jugando dos semifinales de conferencia. En total, desde la 2013-14 el récord de los Clippers es de 307-185 (62,3% de victorias), mientras que el de los Lakers es de 163-329 (33,1% de victorias).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here