Se abre una nueva era en la selección ecuatoriana. Después de no haber logrado la clasificación para el Mundial de Rusia de 2018 y de haber sido eliminados de la pasada Copa América en la fase de grupos, la Federación no quiere más decepciones. El ‘Bolillo’ Gómez fue cesado después de no conseguir ni un solo punto en Brasil y Jorge Célico ha sido el encargado de dirigir de forma interina los dos amistosos de la fecha FIFA de septiembre.

La lógica decía que fuera el argentino quien continuara al frente de la Tricolor, pero desde la FEF prefieren que siga como seleccionador Sub-20, con quien se ha proclamado campeón de Sudamérica. Desde la destitución del ‘Bolillo’ son varios nombres los que baraja para seguir las bases que ha sentado en estas últimas semanas. Y el nombre más repetido es el de Jürgen Klinsmann. La llegada del alemán sería todo un bombazo en Ecuador. La Selección tiene la mirada puesta en las Eliminatorias al Mundial de Qatar de 2022, que comenzarán en marzo del año que viene, y necesitan un técnico de su experiencia y ambición.

«El técnico que tiene que venir, tiene que creer en un fútbol diferente, en un Ecuador comprometido en todas sus zonas. Y Jürgen Klinsmann sería el más cercano a dirigir a la selección. Ese es el gran nombre», admite Carlos Manzur, directivo de la Federación Ecuatoriana de Fútbol.

Klinsmann ya sabe la responsabilidad que es dirigir una selección. El alemán comenzó su carrera como técnico cogiendo las riendas de Alemania, con la que logró el tercer puesto tanto en la Copa Confederaciones de 2005 y en el Mundial de 2006, celebrado en su país. Después de una temporada en el Bayern de Múnich, el alemán fue designado seleccionador de Estados Unidos y ha sido uno de los artífices del crecimiento futbolístico de los norteamericanos. En 2013, se proclamó campeón de la Copa Oro y llegó a los cuartos de final en el Mundial de Brasil de 2014.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here