Los desacuerdos entre el gobierno de El Salvador y los legisladores, en temas de seguridad, y la militarización del parlamento, han generado reacciones en todo el mundo. Congresistas sostienen que representantes de la ONU mediarán entre las partes para encontrar una solución a la problemática, sin que este organismo internacional confirme su participación en el proceso.

El presidente del congreso salvadoreño, Mario Ponce, afirmó que el Secretario General de la ONU enviará a un funcionario de alto nivel, para ser mediador entre el Ejecutivo y el Legislativo.

El objetivo sería encontrar una salida a la tensa situación generada a raíz de lo que se identifica como la militarización del parlamento, tras la negativa de los diputados a aprobar fondos para implementar el plan de seguridad.

«El Secretario General tenía conocimiento de la situación y estaba en la disposición de enviar una persona, un funcionario de alto nivel a colaborar para que se estabilice la situación en El Salvador”, afirmó Ponce.

La Voz de América consultó al vocero del Secretario General de la ONU al respecto y sostuvo que por el momento no pueden afirmar su participación en el proceso de mediación. Mientras tanto, el gobierno salvadoreño se muestra inclinado a sentarse de nuevo a la mesa de diálogo con los congresistas.

«Estamos llamando al diálogo nuevamente a los partidos que han estado reacios a darle continuidad a esto, para que podamos seguir con el préstamo de los 109 millones”, indicó Conan Castro, Secretario Jurídico de la Presidencia.

Para el analista político Antonio Uribe, más que la mediación de organismos internacionales o países amigos, la voluntad de las partes involucradas es vital para lograr un consenso.

«Las partes en conflicto tienen que llegar con la voluntad de llegar a un acuerdo sin negarse a sí mismos”, apuntó Uribe.

Entre tanto, en un comunicado de prensa, los senadores estadounidenses Jim Risch y Bob Menéndez indican que continuarán monitoreando la situación y reiteraron el respaldo a un diálogo pacífico entre los actores políticos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here