Mientras se resuelve qué sucederá con el Ascenso MX, en crisis y a punto de ser disuelto, y se espera por la reanudación del fútbol en medio de la pandemia de coronavirus, en Norteamérica ya piensan a futuro. Representantes de la Major League Soccer (MLS) y la Liga MX trabajan para realizar una liga conjunta que incluya 50 equipos.

Don Garber, comisionado de la MLS, y Enrique Bonilla, presidente de la Liga MX, ya abrieron conversaciones para que el proyecto tome forma y pueda concretarse para 2026. La idea sería que haya 30 equipos de Estados Unidos y Canadá y 20 de México, cuya primera división en este momento cuenta con 18. Además, como en las ligas estadounidenses, no habría descensos.

En el caso de los países participantes de la MLS, para entonces ya tendrán a los 30 equipos definidos (las últimas franquicias debutarán en 2022), mientras que la Liga MX deberá resolver antes algunas cuestiones. Por ejemplo, no se permitirá la multipropiedad, es decir, que una persona o grupo empresario sea dueño de más de un club de la liga. Además, deberán definir qué equipos participarían y si incluirían a algunos del actual Ascenso MX, que podría desaparecer pronto.

Claro que, de contar con el aval de Concacaf y llevarse a cabo este ambicioso proyecto, una de las mayores trabas con las que contará serán las distancias. Armar un calendario con equipos que pueden estar a miles de kilómetros no será un escenario simple. Por ejemplo, Puebla se encuentra a casi 5.000 kilómetros de distancia de Vancouver, donde jugarán los Whitecaps. Así, es más probable que existan giras con varios partidos incluidos y no el formato actual que rige en México, con un partido de local cada dos semanas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here