Renault ya no es Renault: ha nacido Alpine. El jefe del Grupo Renault, Luca de Meo, presentó este jueves el plan de la compañía hasta 2025 y, en dicho acto, ofreció algunos detalles sobre la nueva marca de deportivos del fabricante y sobre el monoplaza que pilotará Fernando Alonso el año próximo en su regreso al Mundial de Fórmula 1.

El carro, según se mostró, será negro y exhibirá el azul, rojo y blanco de la bandera de Francia, aunque según la empresa el diseño presentado «todavía no es definitivo». A521 será el nombre del monoplaza en homenaje al Alpine A500 de 1975, considerado el primer Fórmula 1 de Renault -pese a que no llegó a competir-.

«Algunos elementos gráficos estructurales seguirán en la decoración del vehículo, mientras que otros cambiarán. El nombre de Alpine en grande con un sistema de gráficos tricolor es el primer caso claro de símbolo de la identidad de la marca en los deportes de motor», destacó el director de diseño de Alpine, Anthony Villain, que añadió: «El azul, blanco y rojo hacen referencia a los colores de las banderas francesa y británica, que son muy importantes para nosotros».

«El 2021 será un año de transición, en 2022 esperamos luchar por los podios», afirmó Laurent Rossi, nuevo jefe de Alpine en sustitución de Cyril Abideboul. En el acto no estuvo Alonso ni el que será su compañero, Esteban Ocon, que presumiblemente sí acudirán al evento de febrero en el que, según Renault, se conocerá el diseño definitivo del Alpine A521.

En los próximos tests de marzo que tendrán lugar en el circuito de Bahréin -esta vez no se realizarán en Montmeló, el piloto español se subirá por primera vez al nuevo monoplaza para lucir los nuevos colores. Entonces se podrá evaluar el verdadero potencial de Alpine en la temporada de Fórmula 1 que viene.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here