Múltiples mensajes y homenajes inundaron las redes sociales después de que se diera a conocer el parte médico oficial que confirmó la muerte de la ex luchadora de artes marciales mixtas (MMA) Katy Collins.

Según informó su entrenador JT Tilley en la cuenta de Facebook personal, la estadounidense de 32 años estaba “luchando” hace una semana contra un aneurisma cerebral, el cual finalmente le quitó la vida.

“La lucha ha terminado. Nunca dejaste de pelear y nunca te dimos por vencida”, escribió el dueño del Branson Fight Club, al cual pertenecía la peleadora.

La ex luchadora protagonizó su última pelea en junio del 2018

Ya retirada del octágono, Collins permanecía internada desde el 20 de septiembre con un aneurisma cerebral el cual le causó un derrame cerebral y convulsiones posteriores detalló un amigo de la ex luchadora en Facebook.

“Simplemente tu muerte no estaba en los papeles… Siempre he estado muy orgulloso de ti, Kate. Lo hicimos. Tuve el honor de poder vivir tu sueño contigo. No lo cambiaría por nada. Te extrañaré más de lo que el mundo lo sabrá”, fueron las emotivas palabras de su entrenador tras enterarse de la trágica noticia.

En los días previos era él el que se encargada de informar acerca de su estado de salud a través de las redes sociales. “Una última pelea, Kate. Puedes hacer esto”, publicaba al día siguiente de ser internada.

Al enterarse del ingreso de Red Dragon al hospital, los fanáticos de Collins habían creado una campaña en la página Go Fund Me con el objetivo de recaudar fondos para ayudar a cubrir los gastos médicos. En aquella petición, sus seguidores la describían como “joven y fuerte y llena de vida y amor”.

“Sé que querrías agradecer a todos estos amigos por las publicaciones y los recursos compartidos personalmente, pero son tantos. Verlos a todos me hizo sonreír”, escribió su hermana Kimberley en Facebook. “Eres mi adiós más difícil, mi bella hermana”, concluyó.

La oriunda de Arnkansas (Estados Unidos) convivía con su actual pareja Keith Harris y con sus dos hijos pequeños en Branson, Missouri.

La luchadora estaba en pareja y compartía su vida en sus redes sociales

La última pelea de Collins fue el 8 de junio del 2018, en la que perdió contra Jaimelene Nievera por decisión unánime en la LFA 42. En su historial, la estadounidense cuenta con siete victorias en 12 presentaciones de las cuales cuatro fueron por la vía del nocaut.

La luchadora de 32 años dio sus primeros pasos dentro de un ring en 2011. Como amateur consiguió tres triunfos y cuatro derrotas hasta que en 2015 empezó a competir profesionalmente pasando por empresas como Bellator, Excite Fight y Legacy Fighting Alliance (LFA), entre otras.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here