Otra vez se vuelve a hablar de Julio César Chávez Jr. y no es por su destreza en el cuadrilátero. La Comisión Atlética de Nevada decidió incrementar la suspensión temporal que tiene el púgil mexicano, hasta dos días antes de su pelea contra Daniel Jacobs.

Este jueves, la Comisión decidió extender la suspensión temporal que tiene el sinaloense por eludir un control antidopaje. Será hasta el el 18 de diciembre cuando Chávez Jr. y su abogado Miguel Leff asistan a una audiencia nueva.

La suspensión fue impuesta porque “El Hijo de la Leyenda” debía someterse a pruebas antidoping, pues tiene antecedentes con sustancias prohibidas y otras sanciones. Un ejemplo es el de 2009, cuando no declaró uso de diuréticos y que mintió la prueba de doping positivo. Otro es el caso de 2013, año en el que fue sancionado con nueve meses de suspensión por consumir marihuana.

En esta ocasión, La Comisión Atlética de Nevada contrató personal para buscar a Chávez y realizar las respectivas pruebas en Hollywood, California, donde el mexicano entrena en el Wild Card Gym de cara a la pelea. Sin embargo, no localizaron al boxeador mexicano. El informe sobre la búsqueda fallida llegó a Nevada, que decidió suspenderlo hasta el 20 de noviembre y, ahora, hasta el 18 de diciembre.

El problema es que el pugilista tiene pactada su combate el próximo 20 de diciembre en el Talking Stick Resort Arena de Phoenix, Arizona. La pelea sigue en pie, pero antes deben de ir a la Comisión Atlética Arizona y sacar una licencia. Si no la consigue, el estadounidense de sangre boricua, Gabriel Rosado, sería el rival de Jacobs, también en las 168 libras.

Al respecto, Miguel Leff habló con ESPN, quien no quiso dar detalles concretos de la audiencia. “La Comisión Atlética de Nevada quiso continuar la suspensión temporal de Julio, no me gustaría, no es correcto, entrar en los particulares del caso, uno que no se ha abierto”, comentó.

Aseguró en que no hay pruebas sobre ni testigos sobre las acusaciones hacia su cliente y la suspensión es sólo para dar tiempo de armar el juicio. “Es una suspensión temporal, y sería injusto para Julio que se llegaran a conclusiones, porque no se han presentado pruebas ni testigos. Esto, reitero, es una suspensión temporal hasta que de tiempo para preparar el caso que se va a presentar en un futuro”, indicó.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here