Una nueva investigación, publicada este mes y realizada por un equipo de genetistas y biólogos de diferentes universidades de EE.UU., explica que la fórmula clásica de calcular la edad de los perros –en la que un año de su vida se tiene por equivalente a siete en un humano– no es correcta.

Para hacer los nuevos cálculos, los científicos recolectaron y estudiaron el ADN de 104 mascotas de la raza ‘labrador retriever’ durante un período de 16 años. Al mismo tiempo, compararon los cambios en sus muestras con el ADN de 320 personas de 1 a 103 años de edad.

Cuando obtuvieron los datos de cambios en el ADN, lograron construir una curva que muestra la relación entre los años del perro y los años humanos. Resulta que un año canino de vida equivale a 30 años humanos, mientras que dos años son como 40 años.

«Eso es exactamente lo que muestran los datos, ni más ni menos», explica Trey Ideker, el líder del laboratorio que realizó el estudio. De tal manera, cuatro años de vida de un can equivalen aproximadamente a 50 años, y nueve son más de 60 años en la vida humana.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here