Varias semanas después de la muerte del afroamericano George Floyd a manos de la Policía en Mineápolis (EE.UU.), este miércoles se han revelado las transcripciones de los audios de las cámaras corporales de los agentes, aportando más detalles sobre el suceso, ocurrido a fines de mayo, informan medios locales.

Según se desprende de las grabaciones, la víctima estaba tratando de cooperar con la Policía, pero el pánico no se lo permitía, ya que supuestamente había sido baleado por un agente en el pasado. Floyd pidió a los policías que no le dispararan, repitió varias veces que lo iban a matar, aseguró que no haría daño a nadie, alegó ser claustrofóbico para evitar entrar al patrullero e, incluso, afirmó que recientemente tuvo covid-19.

«Me van a matar, hombre», expresó Floyd mientras los oficiales lo presionaban contra el suelo en la calle. Las grabaciones pertenecen a las cámaras corporales de los agentes Alexander Kueng y Thomas Lane y fueron presentadas en la corte por el abogado de este último, argumentando que no hay evidencia suficiente de que su representado cometiera un delito.

Según las transcripciones, Lane se acercó al auto donde estaba Floyd y le pidió al menos cinco veces que le mostrara las manos mientras le apuntaba con su arma. «Lo siento, lo siento […] me dispararon antes de la misma manera, señor oficial. Por favor no me dispare», respondió el implicado al salir del vehículo.

Cuando Lane preguntó a la mujer que estaba junto a Floyd si se encontraba «borracho» o «bajo [los efectos de] algo», esta respondió que no. Sin embargo, comentó que «tiene problemas todo el tiempo cuando vienen [los policías], especialmente cuando ese hombre puso esa pistola así».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here