Unai Emery aseguró que en su paso por el París Saint-Germain (2016-2018) consiguió muchos títulos pero falló «por detalles» en la Champions League, por lo que consideró que dejó escapar la ocasión de ser el mejor técnico del mundo. «En París pude convertirme en el mejor entrenador del mundo. Dejé escapar la ocasión», indicó el técnico en una entrevista que mañana publica la revista francesa «France Football».

Emery atribuyó al arbitraje la eliminación de su equipo en octavos de final de la Champions en los dos años que entrenó en el Parque de los Príncipes, contra el Barcelona y frente al Real Madrid.

El técnico consideró que en el primer año, el partido de ida en París fue «de alto nivel» y acabó con un 4-0 a su favor. «En la vuelta nos eliminaron porque no existía el VAR todavía (6-1), claramente nos eliminaron por decisiones arbitrales», señaló. «El segundo año, contra el Madrid, perdimos contra un equipo que firmó un triplete histórico y, aun así, en el partido de ida habría que hablar del arbitraje también», agregó.

El entrenador aseguró que pasar del Sevilla al PSG fue «subir un escalón o más» porque aprendió «la exigencia de ganar obligatoriamente». Pero reconoció que tuvo muchos problemas para imponer su discurso a la plantilla, a lo que se sumaron las lesiones de algunos de sus jugadores más importantes como Neymar antes de la vuelta contra el Madrid. «A los diez minutos (del partido de vuelta) ya me di cuenta de que no nos clasificábamos», aseguró.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here