La Fiscalía Especial Contra la Impunidad sigue intentando capturar a varios exfuncionarios, algunos que tienen orden de captura y perdieron la inmunidad el pasado 14 de enero.

Varios de ellos aún no han sido localizados y los operativos del MP seguirán, ya que hay ordenes de captura vigentes.

El MP y la FECI ordenó la detención del exministro de Economía, Acisclo Valladares por el caso «red de poder, corrupción y lavado de dinero». Según la FECI, no se localizó al ex ministro del Gobierno de Jimmy Morales.

Este es el caso que presenta el MP:

1 ACISCLO               VALLADARES URRUELA ASOCIACIÓN ILÍCITA Y LAVADO DE DINEREO U OTROS ACTIVOS. NO FUE LOCALIZADO

 

La investigación dio como resultado el hallazgo de una red de personas con alto poder político coordinadas para obtener una serie de beneficios producto del cobro millonario de comisiones ilícitas. Este tipo de red, estaba conformada por un presidente recién electo (Otto Fernando Pérez Molina) y dos secretarios privados del gobierno saliente y entrante (Gustavo Adolfo Alejos Cámbara y Juan de Dios de la Cruz Rodríguez López), así como por empresarios y abogados de alto perfil.

Todo eso hizo parte de una organización criminal cuyo objetivo era apoderarse del Estado y sus distintas instituciones con el fin de obtener y controlar el poder, extraer recursos a través de los particulares que mantenían contratos o vínculos con el Estado y enriquecerse ilícitamente, asegurando su impunidad y la de los demás partícipes. Los grandes contratistas del Estado, particularmente en el ramo de la construcción, concertaron con funcionarios del gobierno el pago de coimas para acceder a cuantiosos contratos u obtener el pago de deudas.

La investigación evidenció que uno de los principales empresarios involucrados fue José Maynor Palacios Guerra, vinculado a las contratistas del Estado: Sigma Constructores, S.A., Lanello Contratistas Generales, S.A. y HW Contractors, S.A., quien hizo pagos al ex secretario privado de la presidencia del periodo 2008-2012, el señor Gustavo Adolfo Alejos Cámbara.

Para el cobro/pago de comisiones, se utilizaba el sistema bancario guatemalteco y el sistema bancario internacional, particularmente el panameño, como consecuencia de la compra de sociedades off shore en ese país, lo que permitía el manejo de dinero

producto de las coimas acordadas. Mediante la elaboración de contratos de préstamos, simulaban ante las entidades bancarias la realización de una actividad económica inexistente, dando apariencia de legalidad al dinero que ingresaba al sistema financiero.

Específicamente se pudo establecer que entre el 9 de febrero de 2.011 y el 24 de abril de 2,012, a través de sociedades vinculadas a Gustavo Adolfo Alejos Cámbara recibió de José Maynor Palacios Guerra y sus empresas diversas transferencias que suman USD 7,297,650.

Producto de las comisiones ilícitas (sobornos) pagadas por José Maynor Palacios Guerra a Gustavo Alejos Cámbara, por medio de un esquema de personas y sociedades, relacionadas con él, Acisclo Valladares Urruela recibió acciones de las sociedades off shore Tessant Inc., Ranger Worldwide Services Inc. y Vitchier Services Inc., con sede en Panamá y relacionadas con Gustavo Adolfo Alejos Cámbara.

Cada una de estas entidades, era propietaria de un apartamento en el edificio Casa Margarita. Dichas acciones fueron entregadas posteriormente por Valladares Urruela al vendedor de la finca San Francisco, primero en garantía y luego en parte de pago que éste le había vendido al progenitor de Gustavo Adolfo Alejos Cámbara, quien debía pagarla.

Igualmente, Acisclo Valladares Urruela, administró materialmente la off shore Luces International, S.A., con sede en Panamá y vinculada también con Gustavo Adolfo Alejos, propietaria de otros de los apartamentos del edificio Casa Margarita, el cual fue adquirido con fondos producto de comisiones ilícitas que le hizo José Maynor Palacios Guerra. En este caso, Valladares Urruela designó al mandatario, conservaba la documentación y recibía el dinero del pago del arrendamiento. Todo esto con el fin de ocultar al propietario de los apartamentos y ocultar el destino del dinero.

De la misma forma, Acisclo Valladares Urruela, por medio de la entidad Legápolis, S.A., entregó la cantidad de US$ 42,500.00 a Rafael Escobar Pereira mediante la entidad Urbania, S.A., para la compra de un terreno en Vista Hermosa I, zona 15, lugar en el que posteriormente vivió la hija del ex presidente Otto Fernando Pérez Molina. Para dar apariencia de legalidad a la transacción, se firmó un pagaré en el que se establecía que la cantidad era entregada en concepto de “asesoría inmobiliaria en la República de Nicaragua”. Esto con el propósito de impedir que se determinara el verdadero propietario del inmueble y el destino final de los recursos.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here